Una entrega controversial

El pasado mes de Septiembre se dió a conocer la nueva imagen de Correos de México. No fue solo una ‘maquilladita’ sino un cambio radical, desde el nombre que cambió de SEPOMEX (Servicio Postal Mexicano) a Correos de México, hasta un cambio total en imagen y la implementación de nuevos servicios en sus oficinas.
El cambio de nombre está bien. Después de todo nadie decía: ‘voy a SEPOMEX a poner una carta’, sino ‘voy a correos…’ así que por esa parte no parece haber problema y el cambio ha sido bien recibido.
El diseño del nuevo logotipo no corrió con la misma suerte y ha sido más que controversial.  Dicen que nadie sabe lo que tiene hasta que lo ve perdido y eso es lo que pasó con el logotipo anterior.  Después de todo no estaba tan mal. Era un logotipo con mucha fuerza, muy institucional, muy respetable, proyectaba seriedad.  Si acaso el único problema era parecerse al logotipo del Servicio Postal de Estados Unidos:  La cabeza del águila, la tipografía inclinada, uso de tipografía toda en altas, color azul… demasiadas similitudes.
Y sí, tal vez el logo ya necesitaba una modernización. Si se hubiera cambiado solo la paleta de color, o la tipografía, o estilizar un poquito al águila. Pero ya no hay marcha atrás, el nuevo logotipo ya está ahí para bien o para mal.
La intención fue buena, pero la ejecución resultó muy desafortunada.
Los nuevos colores rosa mexicano y verde limón han sido muy criticados por muchos, pero en realidad no están tan mal. Un caso similiar es el logotipo de la compañía de Teléfonos de Alemania que es también en rosa fuerte, y la empresa es muy bien respetada.
Los colores del nuevo logo son amigables y frescos y si se pretende dar un toque folklórico y mexicano a Correos de México, entonces son los correctos. En el mundo los mexicanos somos famosos por nuestros colores vibrantes y el logo va a reforzar ese aspecto.
Como también desafortunadamente tenemos fama de hacer las cosas mal y el logotipo también va a reforzar esa fama, porque ¿cómo se puede presentar un logotipo así?
Es amigable, sí; es un logotipo accesible, sí; es más del pueblo, sí… pero está mal ejecutado.
La tipografía no está tan mal, los colores tampoco, pero ¿el símbolo? ¡es una verguenza! 
El cambio de águila por paloma tal vez pretenda hacer el logo más amigable, y la paloma mensajera podría haber sido una buena opción de no haber sido dibujada de la manera en que se hizo.
El ala extraña de la paloma no pasa desapercibida por nadie. De hecho solo falta ponerle un punto como ojo para que parezca el perfil de otra paloma. Está mal. Y la combinación sin explicación de ángulos rectos y esquinas redondeadas del símbolo lo empeora todo.
Zapatero a tus zapatos, diseñador a tu diseño pero si no se sabe ilustrar, entonces hay que llamar a un ilustrador, que por algo son expertos en su ramo.  
Qué tristeza.  Haber tenido la oportunidad de haber hecho algo excelente para al final presentar esto. Qué desperdicio de oportunidad.
Pero detrás de lo malo siempre hay algo bueno y en este caso felicidades a Correos de México por su nueva imagen. Si la gente se había olvidado de correos, eso ya no sucederá. La nueva imagen está en boca de todos. Los colores llamativos de los uniformes y los medios de transporte se pueden ver a gran distancia, así que como estrategia de Mercadotecnia esto es todo un éxito. La presencia de marca está ahí, todo el tiempo, en la calle, mientras los mensajeros y carteros hacen su trabajo.  Jorge Campos estaría feliz de utilizar un uniforme así, me recuerda muy a su estilo.
En fin y para resumir: el logo falló en la ejecución pero los diseñadores sabemos que el éxito no solo depende de un bonito diseño sino que el diseño funcione. En este caso el logotipo, con sus errores y todo cumple su función al ser recordado y ser unico. Y puedo imaginarme que a nivel mundial el logo será mejor recibido. Puedo imaginarme a los turistas tomando fotos de las emblemáticas oficinas de Correos de México y de sus folklóricos carteros y fotografiando la imagen de la paloma chueca.
Ahora que como estrategia de mercadotecnia se tiene la oportunidad y se está llamando la atención, solo falta que la aprovechen bien y hagan bien su trabajo, pues ahora si hacen bien su trabajo todo mundo lo notará, y si lo hacen mal…también.
Zareth Molina
——–
¡Muchas gracias Zareth por tus recomendaciones!
Nando



Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Scroll to Top