Tips para reducir la cancelación de encuestas y hacer un mejor trabajo de campo

Si algo cuesta mucho trabajo, es hacer encuestas. De hecho, creo que cada vez va a costar más esfuerzo en México y el costo de la encuesta se incrementará más y esto porque la dificultad es cada vez mayor:

  • Hay más líneas celulares activas y se encuentran en crecimiento y la telefonía fija va a la baja. Aquí hay un impacto directo en los costos, no cuesta lo mismo una llamada ‘local’ o una simple larga distancia que una llamada a celular de 5 a 10 minutos. Más se dispara el costo si es una llamada de larga distancia a un celular.
  • La tendencia en los nuevos fraccionamientos es que estos se encuentren cerrados, con barda y personal de seguridad. Esto ya se esta presentando hasta en fraccionamientos de clase media-baja en México. SI no puedes entrar, pues no puedes aplicar encuestas casa por casa. Si esto se presenta, una opción son los centros comerciales o de consumo, sin embargo, a veces se tiene que tener permiso especial para aplicar encuestas donde te cobran el uso de piso o por política no te dan permiso.
  • La gente queda harta de las encuestas: en un estudio post-electoral en Sinaloa después de las elecciones estatales, tuvimos que hacer cerca de 1,500 intentos para levantar 300 encuestas. Nadie quería saber nada de elecciones y partidos políticos, había gente enojada con los resultados o personas a las que les habían aplicado hasta 5 encuestas.
  • Muchos tienden a hacer encuestas demasiado largas. Sorry, yo ya soy de la escuela de no más de 10 minutos. Me sorprende que actuarios y empresas trasnacionales sigan pensando que una persona te estará contestando bien una encuesta de 40 minutos en su casa. Si alguien te la contesta bien o no tiene nada que hacer o es un huevón (sorry), porque tiene el tiempo. Una mamá con un hijo en la escuela y otro de 2 años tendrá cosas que hacer o estará harta o distraída a los 15 minutos. Pobre encuestador, porque muchas veces le dejarán las encuestas al final.

Con todo esto, comparto unos tips para ser más eficientes en el levantamiento de las encuestas y no perder tanto tiempo y recursos a lo largo de la investigación cuantitativa:

  • Marcas. Hay de dos tipos: la marca de quien realiza la encuesta y -más importante aún- la marca de quien se realiza el estudio. No es lo mismo contestarle una encuesta de Nike o Adidas o Gap que de calzado ‘Coqueta’. Por otro lado, creo que en muchas ocasiones dar el nombre de quien patrocina o manda hacer la encuesta no influye en los resultados. Los entrevistados prefieren contestarle a quienes conocen y les brinda confianza que a quienes no. Por otro lado, la empresa que encuesta debe de tener bien uniformada a la gente con marcas o logos confiables, no es lo mismo una empresa encuestadora con nombre formal, bien diseñado y que llame la atención que alguien uniformado con logos muy cientificos que se llame ‘Investigaciones Nacionales Científicas y de Estadística SC’. Muchos investigadores y más cuando subcontratan no supervisan este aspecto.
  • Introducción: la primera impresión y la introducción puede afectar de manera positiva o negativa la participación en una encuesta. El entrenamiento es importante.
  • Contenido: si el contenido es atractivo, es importante que esto se incluya en la introducción -asegurándote que los encuestadores la sigan-. Si el contenido no lo es, no lo incluyas. La mayoría de las encuestas se rechazan durante la introducción o en las preguntas filtro que a la mitad, sin embargo, si la encuesta no esta bien diseñada y si la gente siente que esta repitiendo respuestas -aunque sean diferentes preguntas o variables- la gente se enfada y te deja a la mitad.
  • Duración de la entrevista: una vez alguien en Monterrey me dijo que ellos hacían “puras encuestas chilangas” y ¿a qué se refería? a las encuestas que les mandaban las Agencias de la ciudad de México que duraban más de media hora; no sé por que pasa esto, es imposible que alguien ‘normal’ te conteste una encuesta de 40 minutos donde se le pregunta hasta el color del calcetín que la persona vestía cuando compro cerveza en el depósito, la gente simplemente no se acuerda. Una encuesta no debe de durar más de 15 minutos y debe ser práctica. Si la encuesta es de tres hojas cartas o más y la gente la ve, ya tienes un rechazo inicial importante. Como lo dije arriba: una encuesta tiene que ser práctica, con objetivos cortos y sencilla para el entrevistado. Es preferible que los entrevistados te contesten de buena manera y concentrados.

Tips como estos harán un trabajo más eficiente y más sencillo.
¿Qué piensan?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Scroll to Top