Técnicas de focus groups: Visualización

Si queremos conocer con lujo de detalle cada momento que el participante vive a lo largo de una experiencia, la visualización es la técnica adecuada para ayudar a la persona a re-capturar cada esencia del momento que es único para él. Como ya hemos venido diciendo, la memoria de las personas no es una grabadora, a la cual simplemente podemos seleccionar rewind (o regresar) y regresar al momento exacto del cual queremos una descripción.

Podemos utilizar esta técnica para capturar experiencias comunes como cocinar pancakes, rasurarse o comprar comida por el drive-tru de un restaurante de comida rápida, también para eventos no recurrentes como sacar la licencia o nuestro primer día de clases en la universidad. Claro que no es tan simple como pedirle a los participantes que se concentren y piensen como se sienten, por ejemplo en una playa. Es importante llevarlos de la mano a través de su imaginación, pedirles que se relajen, cierren los ojos, respiren profundamente y que se trasladen al momento de la experiencia, imaginado que realmente están ahí, que en este caso es la playa. Podemos preguntarles: ¿Qué es lo que ven?, ¿Cómo está el clima?, ¿Qué es lo que escuchan?, ¿Cómo se siente su piel?, ¿Es una playa tranquila o con olas grandes?, ¿Cómo se siente el sol? y de la nada estamos en la playa!!

Es importante dejar que los participantes terminen de revivir la experiencia, para después pedirles que escriban en una hoja los detalles que fueron significantes para ellos y que no quieren olvidar. Las diferentes opiniones acerca de la experiencia, van a enriquecer la discusión encontrando diferencias y similitudes. Para concluir, como propósito de la investigación podemos preguntar:
¿Qué es lo que fue difícil?, ¿Qué fue fácil?
• ¿Cómo se sintieron con la situación?
• ¿Quién estaba presente?
• ¿Qué fue lo mejor de la experiencia?, ¿Qué fue lo peor?

Antes de aplicar esta técnica a los participantes, podemos practicar con algún amigo, leerle la instrucciones para ver si son claras y siempre tomando pausas para retroalimentación.

En lo personal, a mí me han aplicado esta técnica más no la he aplicado yo en mis sesiones. La técnica es interesante y creo que aplica más con otro tipo de moderadores. Es importante también tomar en cuenta los objetivos de la sesión ya que la técnica esta en función de los ojbetivos. Tal vez yo ya soy demasiado directo u me siento más a gusto con otras técnicas de moderación pero vale la pena probar nuevas cosas.

¿Ustedes qué piensan?

Nando

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Scroll to Top