Maximizando las ventajas en un entorno recesivo. Parte 1

Se ha hablado mucho sobre los ajustes y acciones que una organización debe de llevar a cabo durante una contracción económica como en la que nos encontramos. Muchos artículos, columnas y comentarios al respecto.

Ante un entorno como el actual, la inacción es la respuesta más arriesgada que puede tener una organización pero, también, acciones desordenadas pueden producir un resultado similar.

La ansiedad y la presión por hacer algo generalmente producen una gran variedad de acciones sin coordinación, desenfocadas y que no atienden la necesidad de resolver el problema y que generarán mayor pánico dentro de una organización. Este desenfoque produce que la organización tenga una inercia activa y que la empresa se centre en resolver problemas operativos y pierda enfoque en centrarse hacia las oportunidades.

Para poder tomar ventaja de las oportunidades en un entorno como el actual, primero tenemos que hacer una evaluación básica de nuestras vulnerabilidades y, una vez detectadas, trabajar en la solución de las mismas. Esto permitirá que la empresa se encuentre en una posición aceptable para que la empresa pueda obtener ventajas durante un entorno como el actual.

Maximizando las ventajas en un entorno recesivo
Para una empresa, el primer paso consiste en revisar el ambiente de mercado para poder conocer el contexto de las vulnerabilidades de la organización en tres niveles.

1. Considera los posibles escenarios:
Así como evoluciona la crisis, diagrama por lo menos tres escenarios para la empresa: uno modesto, una recesión severa y una gran depresión.
El siguiente paso es evaluar cómo impacta cada uno de estos entornos a la empresa. Hace unas semanas, me impresionó que una compañía a la que considero líder en su categoría ya tenía elaborados por lo menos dos de estos. Estaban preparados para evaluar que escenarios podían acontecer.

2. Cuantifica el impacto en la empresa.
Hay que hacer simulaciones de cada escenario para conocer los posibles resultados financieros en base a las principales variables.
Si el precio de los insumos sube 50% más un decremento del 20% en las ventas ¿qué pasa? ¿cómo se encuentra la empresa?
Este ejercicio es sumamente importante por genera certeza.

3. Evalúa las vulnerabilidades de tus competidores.
Así como tu empresa es afectada, también lo estarán los competidores. Es crítico conocer tus fortalezas y debilidades relativas con las de tus principales competidores. Tanto los líderes en ventas como los líderes en opinión (que no necesariamente son los mismos).
La estructura de costos de tus competidores se verá afectada, en qué medida también su posición financiera, sus estrategias, la mezcla de productos, sus ejericios de ventas, entre otras posibles afectaciones.
Tendrás entonces que calibrar las acciones de tu empresa contra las que posiblemente vayan a llevar a cabo tus competidores bajo estos escenarios.
——-

Continuaremos con más en la segunda parte.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Scroll to Top