Las Posibles razones de las fallas en las encuestas del Brexit

gráfica referéndum

El Reino Unido todavía no se recupera de la “cruda” del Brexit. Unos de echan la culpa a los otros: los políticos entre si, la gente a los políticos, los jóvenes a los viejos (sus abuelos) y mucha gente le echa la culpa a los encuestadores, que predijeron que los que votaban por quedarse eran la mayoría, hasta que a la hora buena, sucedió lo contrario.

Ahora, las empresas de investigación han encontrado la razón de su error en la predicción. Cabe señalar que las mismas empresas se equivocaron antes también durante el plebiscito escocés. Según las encuestas, los  independentistas iban arriba pero al final, ganaron los que prefirieron quedarse. El resultado final fue: 55%-45% para el “no”.

Cada vez es más común encontrarnos con ese tipo de errores cuando se dan procesos electorales. El problema, es que los errores provocan inestabilidad socio económica y política después de los resultados. Las elecciones que son predecibles, ayudan a los inversionistas, los que buscan empleo y retirados, a planear el futuro. El resultado del referéndum sobre la Unión Europea, causó que la Libra cayera después de los resultados, porque nadie esperaba que ganaran los que votaron por dejar la UE.

Una de las razones que se dan para explicar este fenómeno, es que el día de la elección, aparecen en las casillas votantes que no fueron detectados antes por las encuestas.

Según el estudio de Anthony Wells director de investigación de YouGob, empresa británica,  hay 6 causas que provocaron el error:

  • Las encuestas por teléfono no funcionan ya y las encuestas online son inexactas: Las encuestas por teléfono arrojaron datos equivocados para los que votaban por dejar la UE. El porcentaje era bajo. Ambas encuestas predijeron la victoria para los que votaban por quedarse, pero el resultado de las encuestas online fue menos equivocado que el otro. Ese resultado fue crucial, porque los expertos asumieron que la predicción correcta sería entre los resultados del teléfono y las encuestas online. En la realidad, el voto para dejar la UE fue más alto que la predicción que había de las encuestas online.
  • Las encuestas son inexactas en tomar en cuenta a los votantes que son difíciles de entrevistar. La gran mayoría de las encuestas, dejan de buscar a las personas para la muestra después de 3 días. La sugerencia ahora es que el período sea de 6 días para que se incluyan aquellos votantes difíciles de conseguir.
  • Los graduados y el segmento de la población con poca educación, no están bien contabilizados.
  • Las encuestas fallan en detectar las actitudes. Algunos votantes dicen que no saben por quien votar, pero su voto se puede predecir por sus actitudes respecto a ciertos temas. En el referéndum, los encuestadores solo tomaron en cuenta la raza y si eran inmigrantes o no. Aún así se equivocaron.
  • Los modelos de las encuestas de participación estaban equivocados. Los encuestadores fallaron en detectar que la participación era clave. Sus modelos de encuestas de participación sobre quienes iban a votar en realidad estaban mal. La mayoría favorecía a los que preferían quedarse en la Unión Europea.
  • Los modelos de los indecisos estaban equivocados. No se puede votar por “no sé quién” en una elección, así es que ese tipo de respuestas deben reasignarse entre algunas de las opciones de voto.  La mayoría se asignaron a la opción equivocada.

poll

¿Y aquí en México? acabamos de tener elecciones y no hubo sorpresas. Veremos que sucede en “la grande”, la del 2018.

 

 

Por Fernando Fuentevilla y Alejandro Rico