La República del Spot, Las Campañas Políticas en Medios Electrónicos por Alejandro Sánchez



La República del Spot
Las Campañas Políticas en Medios Electrónicos

por Alejandro Sánchez

El año pasado se aprobó una nueva ley electoral (COFIPE) que establece las reglas que pretenden mejorar las condiciones de equidad y transparencia de las elecciones en nuestro país.

Entre muchos cambios polémicos que contempla la ley, el peso de la discusión se ha centrado en la parte que regula el uso de los medios electrónicos (radio y televisión) para hacer propaganda política. De acuerdo con la nueva ley, partidos y candidatos sólo pueden utilizar el tiempo aire que el IFE asigna a través de los tiempos fiscales y oficiales. Según esto, la equidad queda garantizada al no favorecer a los participantes que tengan más recursos económicos, ya que no podrán comprar más spots que los asignados por la autoridad electoral. También se pretende que los gastos de campaña se mantengan controlados.

Esto en teoría suena correcto. Sin embargo, es muy probable que el resultado sea contraproducente para la democracia y la participación ciudadana, considerando que a partir del 31 de enero y hasta el 1ro de julio de este año, los ciudadanos tendremos que “soplarnos” alrededor de 20 millones de spots de televisión y no sé cuántos de radio. 5 veces más que los trasmitidos durante la elección presidencial del 2006… y vaya que fueron muchos.

Parece que los políticos pretenden revertir el desprestigio de su profesión y el bajo interés de la ciudadanía en la actividad política mediante un bombardeo indiscriminado de spots. Ignoran que las tendencias de la comunicación política favorecen las campañas donde la opinión del pueblo también forma parte del discurso. ¿Qué no siguieron de cerca la campaña Barak Obama? De alguna forma piensan que a base de repetición, millones de ciudadanos sin capacidad de crítica se abalanzarán sobre las urnas en un fervor de amor por los partidos y la política. Creen que la participación ciudadana es cuestión de spots.

El resultado hasta la fecha es que hoy llevamos 26 días siendo testigos de un PAN que se arropa en los programas más exitosos del Gobierno Federal, del PRI apostando a la desmemoria y pintando un México maravilloso, el PRD proclamándose renovado, el Verde prometiendo cursos de inglés y computación pagados por el gobierno, y el Peje tratando de convencernos de que todo estaría mejor con él.

Mi impresión es que nadie cree nada, que sólo se reforzará la incredulidad y la apatía entre la gente, y que los televidentes dejarán de prestar atención o que cambiarán de canal. En mi caso, mejor me voy a la cocina a hacerse un sándwich mientras pasan los anuncios del IFE y los Partidos Políticos.

——————-
Alejandro tiene una columna todos los lunes en El Debate.
Gracias por permitirnos publicarla Alejandro.
Nando

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Scroll to Top