James Blake se diferencía de los demás


James Blake y Fila van hacia donde nadie había ido: en lugar de crear una marca bajo su propio nombre o figura ha creado junto con Fila la marca Thomas Reynolds -con el logo de TR-; “Quería ser parte de algo de lo que no necesariamente esté atado a mi nombre todo el tiempo y que, al mismo tiempo, reflejara el espíritu de mi padre” afirma.

“Definitivamente es un riesgo, pero nuestro objetivo es desarrollar una historia mucho más amplia y que pueda vivir mucho pero mucho después de que haya terminado su carrera” agrega su agente. La línea de ropa se describe como la de un ‘country club urbano’. La marca será presentada durante el próximo US Open y dicho lanzamiento se acompañará con una campaña de publicidad donde se reproducirán algunos de los pensamientos de Thomas Reynold’s.

Reflexión: interesante planteamiento porque la marca tiene una historia y busca trascender. Creo que cuando hay una buena historia y filosofía de marca las posibilidades aumentan. No creo que lo mismo pase con las marcas de Rafael Nadal o la de Roger Federer, las cuales una vez que acaben sus carreras seguramente también sus marcas se irán con ellos.