Evite el uso de lenguaje vacío por Alejandro Sánchez (2da. parte)


Ya decíamos la semana pasada que en publicidad no existen las palabras mágicas, aunque definitivamente es recomendable hacer el esfuerzo por encontrar slogans, frases y estilos verbales que ayuden a nuestras marcas a destacar en un ambiente cada vez más competido, con cada vez más mensajes y medios.

Hay que tener cuidado de no pensar que las frases o slogans venden por sí solos. Cada cosa que decimos en publicidad debe llenarse de significados a la hora de la experiencia que nuestros clientes tienen con la empresa. Si decimos “servicio de primera”, hay que tenerlo. Si no podemos dar buen servicio, mejor anunciemos el sabor, la cercanía, los precios, el estacionamiento gratis o cualquier otra promesa que sí podamos cumplir.

La oferta que su marca hace al público a través de la publicidad es una combinación de frases, imágenes, historias y motivos para comprar. Por favor no caiga en los caminos de comunicación gastados y faltos de creatividad como los que revisamos la semana pasada. Ahora le recomiendo 5 nuevas frases para NO usar:

Diseño Vanguardista: Deje que eso lo digan sus clientes o que lo escriban en publireportajes. Si usted tiene un producto con diseño que puede ser considerado vanguardista, entonces use una fotografía para demostrarlo. No lo diga.

El placer de vivir en un lugar exclusivo: Los clientes lo han escuchado tantas veces que les entra por un oído y les sale por el otro.

Usted ya nos conoce: ¿En serio? ¿Y si no te conozco qué? ¿Hay alguna razón por la que debería conocerte ya? Suponiendo que fuera cierto que ya te conozco… ¿Entonces por qué no estoy comprando contigo?… A lo mejor precisamente porque ya te conozco.

En la zona de mayor plusvalía de la ciudad: Todos los desarrolladores inmobiliarios dicen lo mismo de todas las zonas de la ciudad. ¿Por qué hay que creerle a usted? ¿Quiere hablar de plusvalía? Demuéstreselo con pesos y centavos a los clientes que visitan su punto de venta.

Un servicio como tú mereces: ¿Cómo lo merezco? ¿Rápido, atento, de calidad, caro? No sea flojo y explique qué quiere decir, describa su producto o servicio, no deje todo a la interpretación del cliente. Además todos dicen lo mismo.

Si estas frases le parecen familiares, si las ha usado y quiere evitarlo en el futuro, si le gustaría revisar otras igual de desgastadas, lo invito a leer mi columna de la semana pasada en http://ideasfrescasmarketing.blogspot.com/ Es un interesante blog que administra un buen amigo, donde además podrá enterarse de tendencias del marketing mundial, ver campañas interesantes y análisis de varios especialistas.

———–
Gracias por compartir la columna con nosotros Alejandro.
Su columna la pueden encontrar todos los lunes en los periódicos El Debate en Sinaloa México.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Scroll to Top