El mercado mundial bajo tus dedos.

La red diluye barreras territoriales… Gracias al comercio electrónico, los negocios se expanden, llegando hasta el consumidor más remoto, que ahora tiene acceso a casi todo desde casi cualquier lugar, las 24 horas del día, los 365 días del año.

En México, los internautas somos ya más de 40.6 millones; de los cuales, aproximadamente 13% compra en línea. Esta forma de comprar y vender ha crecido considerablemente cada año. Tan sólo en 2011, el comercio en línea produjo alrededor de 47 millones de pesos en nuestro país. Aunque la cifra suene alta, la verdad es que los mexicanos todavía compramos poco por este medio. Y ello se debe a diversos factores:

–  Para estas transacciones suele pedirse tarjeta de crédito, cuando 18 millones de usuarios sólo cuentan con una de débito, la cual se acepta en muy pocos sitios.

–  En México, 40% de las compras se hace con tarjeta de crédito, 17% por transferencia bancaria, y el resto, con otras formas de pago que implican que el consumidor se traslade a algún sitio a pagar en efectivo, lo que le resta el mayor atractivo del comercio en línea: poder comprar a cualquier hora y en dondequiera que estés, sin tener qué mover más que tus dedos.

– Todavía no se cuenta, en todos los casos, con un método de entrega que, además de cubrir hasta las zonas más remotas, sea lo suficientemente económico para que no incremente demasiado el costo del producto a entregar.

– Desconfianza. Aunque existan programas muy sofisticados para autenticar las transacciones, en el entorno virtual se tiende a perder la certeza de que la compra sea “real”.

Consumo mexicano en la web

Este mes, la Asociación Mexicana de Internet, A.C. (AMIPCI) publica su informe anual, en el que muestra la situación actual del mercado electrónico mexicano. Por el momento, nos adelantó que la tendencia es la siguiente:

– Los servicios turísticos (boletos de avión y reservaciones de hotel) siguen liderando las ventas electrónicas, pero han crecido mucho los sectores de entretenimiento, de ropa y accesorios, lo que muestra que paulatinamente se ha ido perdiendo el miedo a comprar en línea.

– Las atractivas promociones y descuentos que ofrecen algunas tiendas en línea y los modelos de cuponeras que se difunden online han resultado un excelente incentivador del comercio electrónico.

– De 2011 a 2012, el número de internautas se incrementó 14%.

Comprar en internet es seguro si tomas tus precauciones:

– Verifica la legitimidad del sitio: que la dirección URL inicie con “https”.

– Usa navegadores actualizados que cuenten con los últimos parches de seguridad.

– Aunque te dé flojera, lee las políticas de privacidad, términos y condiciones de servicio del sitio, así sabrás qué se vale y qué no.

– Si compras en tiendas fuera de México, revisa los gastos adicionales.

– Busca promociones especiales para quienes compran vía internet.

– Procura usar una tarjeta de crédito exclusiva para estas transacciones. Te permite llevar tus compras de forma ordenada y, si surge algún problema, sólo tendrás que verificar ese estado de cuenta.

– Usa distinta contraseña para cada sitio y cámbiala con regularidad.

– Nunca hagas transacciones electrónicas en lugares con internet público.

Información obtenida de  http://revistadelconsumidor.gob.mx/

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Scroll to Top