El caso de Patek Philippe: ¿buena o mala publicidad?

Patek_Philippe_Logo_color_ihor

Patek Phillipe & Co. es una de las marcas de relojes con mayor prestigio en el mundo. Fundada en Ginebra, Suiza en 1851, sus diseños y manufactura es de las más sofisticadas también.

La industria de los relojes es de las más competitivas que existen. Las nuevas tendencias indican que los relojes negros y grandes están de moda, además de los relojes de cerámica. Existen marcas como Audemars Piquet, así como Hublot que han sacado diseños novedosos que incluyen las características mencionadas.

A pesar de eso, Patek Phillipe ha manejado siempre la misma estrategia de publicidad a través de los años, al igual que sus relojes. Su slogan: “You never actually own a Patek Phillipe. You merely look after it for the next generation” es utilizado en todos los anuncios con el mismo concepto: una foto conservadora del padre e hijo o madre e hija que raya en lo cursi. Aunque las imágenes no son frescas, ni modernas, ni reales, siguen funcionando al pasar los años.
Patek 1

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El concepto de calidad es muy bien comunicado en sus campañas a pesar de la manufactura o “look” de sus anuncios.  El mensaje es: lo clásico y bien hecho, no tiene época ni edad. Es para siempre. Si alguien quiere un reloj de calidad que sea para siempre y no tenga nada que ver con modas y tendencias, Patek Phillipe es la solución.

patek 2

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La mala publicidad puede ser buena publicidad. Patek Phillipe es un muy buen ejemplo de posicionamiento.

Por Fernando Fuentevilla y Alejandro Rico.