¿De dónde se obtienen las buenas ideas?

¿Cómo se obtienen las buenas ideas? ¿Cómo ser más creativos? ¿En qué momento surge una idea?…

Revisaremos los datos que recoge una infografía elaborada por cinismoilustrado.com

Como se puede apreciar, según estos datos la menor parte de las buenas ideas se obtienen sentado en una oficina, lo cual resulta bastante irónico en el mundo gerencial, en donde la mayoría de los gerentes esperan obtener soluciones e ideas nuevas para su compañía estando encerrados en sus oficinas.

En un estudio realizado por ideachampions.com, en el cual se le pregunto a más de 10.000 personas ¿De dónde obtiene sus mejores ideas?, se lograron los siguientes resultados, los cuales son realmente sorprendente si consideramos que la gran parte del tiempo la gente la pasa en su trabajo:

97%
• Bañándome
• Antes de dormir
• Cuando no hago nada
• Mientras camino
• Comunicándome
• Meditando
• Analizando
• En vacaciones
• Tomando vino
• En otras actividades diversas…

3%
• En el trabajo

Cuando una persona está en su trabajo, La mayor parte del tiempo usa el lado izquierdo del cerebro. Se concentra en los detalles, en tratar de encontrar el problema, en tratar de obtener información y hechos. Lógica, practicidad y orden son las leyes del día.
Después de todo, esto no es tan malo, ya que una vez que el lado izquierdo del cerebro ha hecho su trabajo, todo el “trabajo pesado”, entonces el lado derecho puede emerger y crear una idea totalmente diferente, una posibilidad fuera de los patrones establecidos.

Pero hay que tomar en cuenta que el lado derecho del cerebro es “tímido”. No llegará y se pondrá a hacer lo que tan bien sabe hacer… Necesita ser invitado a funcionar.

¿Cómo poner a funcionar el lado derecho de nuestro cerebro? Haciendo actividades que el lado derecho controla, por ejemplo:
• Salir a pasear. Ir a caminar, a dar una vuelta, incluso saltar o correr. Cuando el cuerpo se mueve, el lado derecho se activa. ¿Sabías que Mozart hacía ejercicio antes de componer?
• Escuchar música o mejor aún, tócala!… Especialmente música sin letra o que canten en un lenguaje que no entiendas. Yokimura Nakamatsa, inventor Japonés con más de 2.000 patentes, escucha la novena sinfonía de Beethoven antes de la fase de ejecución de su proyecto.
• Dibujar, o hacer esculturas, pintar o algo así. Hacer representaciones visuales de tu objetivo o idea.
• Usar el humor. La risa libera de la tiranía de la lógica y la linealidad.
• Cambiar de look. Cambia el aspecto de tu espacio de trabajo, pero respetando las normas de donde trabajas. Pegar pósters inspiradores. Reordenar tu biblioteca. Mover cualquier cosa para renovar el “orden” de siempre.
• Visualizar la solución que tanto estás batallando para encontrar racionalmente. (Verla con los ojos de la mente. “Rara vez pienso sólo con palabras.” Albert Einstein.

Interesante… ¿Tú qué opinas?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Scroll to Top