El coworking llegó para quedarse

Interesante lectura de El Financiero. La comparto