Centro Comercial en los Cruceros

por Alejandro Sánchez
Publycom Marcas
Las personas que recorremos la ciudad en automóvil o a pie, entramos en contacto todos los días con una gran cantidad de vendedores y promotores de esos que laboran en los principales cruceros: limpiaparabrisas, vendedores de fruta, aguas frescas y bolis (congeladas), adictos en rehabilitación realizando su eterna colecta, repartidores de volantes, voceadores de periódicos, malabaristas, tragafuegos, payasitos, jóvenes en colecta para la coronación de la reina de la prepa, adultos mayores, minusválidos, entre otros personajes.

Pero de todos ellos, los que más me llaman la atención son ese ejército de vendedores de una gama de productos tan variada como la imaginación. Hay juguetes, lupas, colecciones de tazos, pollitos de cuerda que brincan, peluches, huevitos que al abrirse sale un pollo, enormes lápices inflables, recetarios, etc.

¿De dónde sacan tantos productos? ¿Cómo se ponen de acuerdo para vender lo mismo en todas las esquinas de la ciudad? Me hago estas preguntas porque me impresiona la manera en que todas las esquinas están perfectamente coordinadas para vender los mismos productos a la misma hora. En la mañana hay unos productos, en la tarde otros, y cuando es día festivo se incrementa exponencialmente esta fuerza de ventas. Incluso, cuando salgo de la ciudad, he visto como son los mismos productos que están a la venta en las esquinas de otros lugares. Es como ir a Zara o Liverpool, donde uno esperaría encontrar la misma oferta en todas las sucursales. También es curioso escuchar los diferentes acentos de los vendedores. Por lo menos en Sinaloa, es claro que hay gente local y los hay foráneos también.

Ignoro quién coordina esta industria y nunca he sabido nada de la convención de vendedores de esquina donde se pongan de acuerdo en tendencias o donde se organiza el pool de compras para obtener mejores condiciones de los proveedores. ¿Existirá un corporativo comercial? ¿Será a nivel nacional? ¿Existirán varias organizaciones regionales de este tipo? ¿Pagarán impuestos? ¿Por qué no aparecen en el Expansión 500? ¿Serán productos importados legalmente? ¿Tendrán su representación de compras en China? ¿Cómo reclutan a los vendedores? ¿Dónde está la bodega de distribución?

Jorge Garralda, conductor del programa A Quien Corresponda de T.V. Azteca ha investigado un poco este fenómeno en el Distrito Federal y cuenta que se ha topado con una extraña organización impenetrable llena de misterios y secretos. Aparentemente no ha logrado llegar muy lejos en esta investigación.

Todo mi respeto para las personas que trabajan en las esquinas vendiendo estos productos. Quizás lo hacen dadas las pocas oportunidades que existen en la economía formal. Lo que sí hay que señalar es a la autoridad que permite, solapa o que simplemente decide no enfrentar a este fenómeno. No es una competencia justa para los comerciantes formales que trabajan y compiten dentro de la ley, pagando impuestos, aranceles de importación, renta, prestaciones para sus trabajadores y hasta seguridad privada para sus locales.

ascalvo@publycom.com.mx

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Scroll to Top