Billboards: The Economist, sólo una parte de la historia