Billboards: de las cosas que no hay que hacer



Estas son de las cosas que no hay que hacer. Más cuando el dinero es público.
¿Cómo quieren que alguien en un tiempo de menos de cinco segundos lea todo esto?
Mi sorpresa es cuando no sólo ví el primero, si no cuando también ví que el espectacular de arriba sigue la misma tónica, lo que refleja que la persona que los manda hacer no tiene conocimiento en la materia. No tienen claro llamado atencional o secuencia.
Los mejores estrategas te dicen que un espectacular no debe de tener más de tres elementos para que pueda cumplir con el objetivo que se plantea, y estoy de acuerdo con ello.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Scroll to Top