Aires de cambio para Mexicana

A partir de hoy y cuando el tema lo amerite, mi buena amiga y ex-compañera Zareth Molina nos compartirá algunos de sus análisis de imágenes institucionales y diseño. Ella nos contactó desde Alemania (¡para que vean que este blog se lee!) y hace un análisis de la nueva imagen institucional de Mexicana. Lean sus comentarios ya que aprenderán algo, yo ya aprendí.

————



La línea aérea Mexicana develó el pasado 27 de Noviembre su nueva imagen corporativa, con la que según el comunicado de prensa de la propia compañía, Mexicana busca diferenciarse y marcar la proyección en términos de servicio, modernidad, dinamismo y flexibilidad.
La nueva imagen ha tenido reacciones encontradas. Tal vez bajo el lema de ‘renovarse o morir’, se buscó el mejorar una imagen que terminó por morir al renovarse. De aquel logotipo icónico y a nivel visual algo pesado que todos conocemos no queda nada. Si acaso el único elemento que se mantiene es el águila, pero es manejada de una manera tan estilizada que no recuerda nada al logo anterior. Usualmente al cambiar un logotipo de una marca ya establecida, se busca hacer cambios sutiles, algunas veces ni siquiera es posible detectar a la primera qué cambio se realizó y sin embargo la imagen se ve diferente. En este caso se optó por olvidar la imagen anterior y empezar desde cero. Borrón y cuenta nueva.
El nuevo logotipo es visualmente atractivo. Si la compañía busca diferenciarse y proyectar dinamismo y modernidad, la nueva imagen es un acierto.  Las líneas son más sutiles que el logo anterior y el diseño es más contemporáneo y más global. Quizá en la parte global es donde para algunos está el problema. Al mostrarnos una imagen más internacional, termina por convertirse en ‘una más’. Bonita imagen, limpia, moderna, global… pero común. Se ha ‘desmexicanizado’.
El logotipo anterior, si bien con aires de décadas anteriores, no lo encontraba particularmente obsoleto hasta que se develó el nuevo. Tal vez la costumbre de ver el logo anterior por tantos años no permitía ver tan fácilmente lo fuera de tiempo que se estaba quedando.
Pero por otra parte, aquel diseño reflejaba más de nuestra cultura. El águila sobre la ‘M’ que juntos a la vez parecían la sileuta de una pirámide, reflejaban nuestra cultura. Y la tipografía, aunque pesada, proyectaba fuerza. La inclinación lo hacía dinámico. La suma de todas las características de la imagen anterior gritaba ‘México’. Aun si el logotipo llevara otro nombre, el carácter de México lo llevaba en su estilo.  Tal vez algunos ajustes de modernización hubieran sido suficientes para lograr el objetivo de la compañía, pero decidieron irse por otra ruta, cambiar de aires e irse por algo nuevo.
La nueva imagen es buena. A primera vista causa una buena impresión. Proyecta modernidad, dinamismo (justo lo que se pretendía) confianza y es amigable. Al analizarla cuidadosamente se encuentran  detalles interesantes tanto positivos como no tanto. Veamos:
El logotipo tiene dos variantes, con el símbolo (el águila) a la izquierda justo antes del nombre, o la otra variante con el símbolo sobre la e.

El símbolo del águila no me parece tan fuerte como el anterior. Si ponemos el símbolo solo, no lo ubico como el símbolo de Mexicana, no lo reconozco. En anterior no necesita de la tipografía, incluso al posicionarlo solo se sabe que es Mexicana.  Pero a pesar de que el nuevo no es tan fuerte, es moderno y pemite jugar un poco. Los aviones están diseñados con el aguila posicionada al frente de modo que (gracias a la curvatura propia del avión) parece un águila con alas abiertas. Un acierto, sobre todo cuando el avión esté sobre vuelo.
Y en la variante de logotipo con el símbolo a la izquierda, está posicionado de tal manera que me recuerda un poco a la silueta de un avión. Con la parte alargada de la ‘x’ formando el ala del avión.
Precisamente en la ‘x’ es donde tengo problemas. Al alargar la lína de la ‘x’ encuentro 2 efectos, uno bueno y uno malo. El bueno: la ‘x’ corta la ‘i’, dejando las letras ‘Mex’ un poco aisladas del resto de la palabra (efecto refozado por la parte ligada de la ‘e’ y la ‘x’), dejando la abreviatura de México muy clara. 
Pero la parte alargada de la ‘x’ me parece exageradamente alargada al punto de que visto de lejos me refleja descenso. ¿Soy solo yo o la ‘x’ parece tomar vuelo abajo? Espero ser solo yo quien lo percibe así, pues para una línea aérea no es precisamente el mejor efecto a proyectar.
Otra cosa que visualmente me distrae tipográficamente es el diseño de la ‘a’. La panza de la esta cortada y termina en forma de línea horizontal en lugar de redonda. Más que una ‘a’ parece una ‘e’ de cabeza.
Y el tener altas y bajas combinadas (como la ‘n’ alta junto a todas las bajas) lo encuentro innecesario y no entiendo el motivo.
Pero en general buen y acertado diseño. Los elección de colores es buena, muy corporativa. Bien por mexicana por buscar más proyección y querer cambiar.  La nueva imagen está a la altura de la competencia y posiciona bien a la empresa.  Para algunos hay de momento resistencia al cambio, pero en general internacionalmente la imagen ha sido bien aceptada.
Como diseñadora gráfica, pienso que la nueva imagen es mucho más facil para trabajar que la anterior. El fuerte y especial carácter de la imagen anterior eran un poco complicados.
Como cliente, el nuevo diseño me proyecta modernidad y globalización; pero como mexicana, extraño la mexicanidad del logo anterior, muy folklórico, muy nuestro.
Zareth Molina