¿Qué es una encuesta? Dicho de forma sencilla es una serie de preguntas que se hace a un numero determinado de personas para reunir datos o para detectar la opinión publica sobre un asunto en particular, es una herramienta fundamental en la investigación de Mercado.

A continuación te dejaré algunos tips a tomar en cuenta a la hora de formular tu propia encuesta.

1.-Hay que tener muy claro el objetivo,una situación muy frecuente cuando se formula una encuesta, es querer aprovechar al máximo el tiempo que nos da el entrevistado y por lo tanto nos damos a la tarea de querer resolver todas nuestras dudas, haciendo encuestas demasiado largas…esto es un grave error.

Primero que nada, debemos de saber y tener claro que resultados son los que queremos demostrar con la encuesta, por ejemplo determinar el precio de un producto o conocer el nivel de satisfacción de mis clientes, de esta manera enfocándonos a un tema en especifico obtendremos mejores y mas claros resultados.

2.-Determinar la muestra, una muestra es la cantidad indicada de personas a las que debemos encuestar, ya que tenemos determinado el resultado deseado y el tipo de información que necesitamos obtener, debemos delimitar quienes son los candidatos, seleccionando nuestro publico objetivo, edad, nivel socio-económico, zona geográfica, intereses, etc.

Pero, ¿Como se determina el tamaño de la muestra? Aquí te dejo un link para ayudarte a calcularla: https://es.surveymonkey.com/mp/sample-size-calculator/

El área que seleccionemos deberá ir acorde a nuestro proyecto, dependiendo si es nacional, regional, estatal o municipal, también es muy importante tener bien delimitado nuestro presupuesto, ya que dependiendo de este se determinara de que manera llevaras a cabo tu encuesta si será de manera telefónica, cara a cara, electrónica, etc.

3.-Formular las preguntasde manera correcta, ya tenemos el objetivo de nuesta encuesta, tambien tenemos el tamaño de la muestra…ahora hay que empezar a formular las preguntas, para esto debemos de tener muy clara cuál es la finalidad de la información que estamos por obtener para evitar preguntas que nos daran información que no se utilizara en nuestro analisis o bien pueden hacer sentir amenzadado a nuestro entrevistado, por ejemplo, haciendo preguntas muy personales como su nombre o el nombre de los miembros de su familia por ejemplo, ya que este es uno de los motivos principales por los que se dejan de contestar las encuestas.

Existen dos tipos de encuestas, las cuantitativas las cuales expresan cantidades y son medibles y las cualitativas las cuales buscan reflejar o documentar las actitudes o condiciones presentes de los entrevistados.

Los tipos de preguntas.

De respuesta abierta: Los encuestados responden con sus propias palabras, no se pueden responder con un “si” o un “no”, permiten conocer nuevas variables.

De respuesta cerrada: El encuestador dará el entrevistado opciones a elegir como respuesta, son mucho mas fáciles de cuantificar y su carácter es uniforme, la situación que se puede presentar en este tipo de preguntas es que no se incluya en el listado una opción que coincide con la respuesta que el entrevistado quiere dar, por esta situación lo ideal es agregar la opción “otros”.

Las preguntas cerradas se dividen en:

Preguntas Dicotómicas (si o no).

Preguntas de Opción múltiple (varias opciones a elegir una)

Preguntas de Selección múltiple (aquí se pueden elegir varias opciones que le parezca por ejemplo: la siguiente imagen que representa para ti? A) Amor B) familia C) serenidad  D) compromiso  C) Enojo.

Preguntas de Categorización, por ejemplo: del siguiente listado enumera de 1 al 3 cual es de tu mayor interés siendo 1 el que más te interesa y 3 el que menos te interesa.

Preguntas de Escala Likert , nos permite medir actitudes y conocer el grado de conformidad del encuestado poniendo una escala a elegir, en general se ponen varios supuestos mínimo 3(me gusta, me es indiferente, no me gusta), el más común es de 5 aunque se pueden usar hasta 10.

4.-Hay que hablar el mismo lenguaje que el entrevistado, entre más sencilla la pregunta será mejor, no demos espacio a malas interpretaciones, mas allá de sonar elegante o rimbombante, debemos buscar ser sencillos y claros, instrucciones precisas y sencillas, si el segmento al que nos dirigiremos es “especializado o técnico” y entiende un lenguaje técnico, entonces podremos usar un lenguaje técnico y especializado pero si nos dirigimos a un segmento popular habrá que usar un lenguaje sencillo y de ser necesario podemos usar ejemplos para exponer una situación y no dejar lugar a las dudas.

5.-No hay que sesgar tu encuesta, es muy frecuente que en algunos cuestionarios sin quererlo sesgue la información de acuerdo a los resultados que desean obtener, es decir la misma pregunta esta influenciando la respuesta del entrevistado.

Un ejemplo claro de sesgo seria el siguiente:

Nuestro restaurant se dedica a vender comida corrida y se llama “La cocina mágica”, consideras usted que el nombre es apropiado y va de acorde nuestro giro:
a) si
b) no.

En este caso al formular la pregunta de esta manera ya estamos introduciendo en la mente del encuestado que se trata de un restaurant de comida corrida, sembrando la respuesta que esperábamos, tal vez si no se hubiera mencionado de esta manera el entrevistado hubiera imaginado que “la cocina mágica” se trataba de algún juguete para niñas.

Habrá que tener cuidado en cómo colocamos las palabras, ya que en la formulación de encuestas en muchas ocasiones el orden de los factores sí altera el producto, por lo que debemos de cuidar el orden de nuestras preguntas para no crear en la mente del encuestado una respuesta automática generada por la pregunta anterior, no es lo mismo que yo diga: cuál de las siguientes es su preferida, a que yo diga,  prefieres esta que la anterior correcto? ya le estarás diciendo que la segunda es su mejor opción, con estos pequeños detalles así predisponemos una respuesta favorable o desfavorable. También es común en las encuestas políticas, que denotan de quienes son con algunas preguntas dirigidas a su partido.

6.-Por ultimo: Revisar muy bien tu cuestionario, una vez finalizado no está de más darle varias revisadas al a encuesta, y hacer que alguna otra persona de tu equipo de trabajo la revise también, ya que suele pasar que como estamos tan enfocados y enfrascados en lo mismo, muchas veces no vemos nuestro error hasta que alguien de fuera  lo observa. Recuerda que la encuesta debe ser sencilla, clara, precisa, y de ser posible acomodado de tal forma que no le dé “flojera” al encuestado responderla, que tarde lo menos posible ya que el periodo de atención suele ser corto, y muchas veces el acomodo y presentación de tal suele ser un factor de esto mismo. Que no contenga faltas de ortografía, y que tenga la secuencia adecuada y por supuesto que todo vaya acorde a nuestro objetivo principal.

 

Marsol Quiñonez