El enfoque implica establecer límites y compromisos para poder crecer. Oportunidades de Negocio

Sentados en la mesa de consejo, el empresario se sienta y escucha detenidamente las oportunidades de mercado que existen. Buenas combinaciones producto-mercado, atractivas diría yo. Son binomios potenciales atractivos y que pueden representar crecimiento.

Vale la pena recordar que un segmento atractivo debe tener fertilidad, es decir, tener el potencial de representar utilidades a futuro ya sea porque la industria se encuentra en crecimiento o porque el segmento esta ganando participación sobre otros.

Enfocarnos a nuevos segmentos también puede implicar que vayamos hacia lo incierto, hacia territorios nuevos donde no existe lo establecido, donde no somos capaz de medir el crecimiento y donde la competencia ni siquiera se encuentra establecida. Estos son los océanos azules.

Conforme el empresario sigue escuchando la presentación se convence más y más de lo que representa el nuevo segmento. Reflexiona que así como un océano azul representa potencial también significa riesgos e incertidumbre. Implica ir hacia lo incierto, no saber con quien vas a competir: “¿serán empresas locales…? ¿especialistas a nivel nacional…? Si hay un océano de utilidades… ¿por qué los grandes no están…? ¿Tendrán el segmento en la mira…? ¿se tendrá que educar al mercado…? ¿Qué pasa si no reacciona el mercado…?” pensaba el empresario…

Enfocarte implica establecer límites sobre lo que eres y lo que no. Es dejar de hacer algo deliberadamente para ser único y exclusivo en otra actividad para después alinear a la organización hacia lo que desea el binomio. Significa crecer diferenciado.

Pensaba que en muchas ocasiones lo mejor es arriesgarse. Eso es lo que hacen los grandes después de todo: lo hizo Jeff Bezos con Amazon, pensó en Tesla, Red Bull, Apple y muchas otras marcas que han dejado pauta en su momento. Todas ellas crearon mercados decía. Se enfocaron a océanos azules.

“Si no aplicamos cambios, simplemente estaremos peleando por participación… Con mejoras en una y otra cosa, pero seremos uno más… ya hay otros que son líderes… Será difícil quitarles el lugar… Además, los ciclos de la industria son muy cortos…”

“Da miedo arriesgarse… Pero debe dar más miedo ser convencional…

Una vez que terminó la presentación, llamaron a un break. “Una taza de café pensó el empresario…” pensó. Se fue a la mesa, con cafetera y pan dulce del día. “Llevas rato pensando…” le comentó el contador, “ven, acompáñame… necesito ver unas cosas contigo del nuevo pedido de importación, algo salió mal…”

El empresario dejó su taza de caf ymedio pan cafejl igo del nuevo pedido de importacindo por particiapciados decé y medio pan, ni siquiera se lo terminó… “Mejor me pongo a pensar en cómo voy a resolver esta bronca…” dijo.

Fernando Fuentevilla