Big data. El profesor PhD Florian Zettlemeyer de Kellogg nos comparte que la analítica de datos es un problema de liderazgo.

Comparte que la analítica de datos –o big data como popularmente se le conoce– es un problema de liderazgo en las organizaciones por cuatro razones:

  1. La analítica requiere de establecer razonamientos de negocio.
  2. La analítica requiere cambiar incentivos y procesos.
  3. La analítica debe resolver problemas.
  4. La analítica debe ser planeada.

 

Primer punto: “La analítica requiere de establecer razonamientos de negocio…”

Los datos están en todos lados y es un reto para la empresa grande, mediana o pequeña -independientemente de su tamaño o la extensión de las bases de datos- poderla utilizar de manera efectiva. Si la organización no esta impuesta, la analítica de datos puede representar todo un cambio en la forma de pensar y seguramente traerá tanto resistencia pasiva como activa en la misma. No es un reto fácil ya que la manera en la que se toman decisiones se transforma y empieza a ser un poco más pensada.

Se trata de buscar datos y analizarlos.

Muchos miembros en la empresa tienen desconocimiento de los alcances de la analítica.Las empresas tienen los sistemas, datos y mucho ejecutivo con los conocimientos -maestrías, especializaciones, diplomados, certificaciones- pero no utilizan la información que tienen disponible para la toma de decisiones. Puedes hablar con ellos de pruebas estadísticas y están familiarizados con ellas, sin embargo, simplemente no se han visualizado haciendo uso de la analítica para la toma de decisiones.

Existirá resistencia para proveer de datos. Generalmente solo uno o dos departamentos se encuentran haciendo de uso consistente de la información. No será fácil motivar a que los colaboradores inicien la distribución de datos a nuevos departamentos. Seguramente habrá resistencia e incredulidad. Si las directores no están bajo la idea del potencial y la importancia de la analítica las decisiones tomarán semanas o meses extras. La información deja de ser relevante cuando no es oportuna.

Las decisiones que serán por instinto ahora pasan a ser justificadas. La principal desventaja de esto es el tiempo: de estar acostumbrados a tomar decisiones en una junta con el instinto y experiencia, pasamos a tomar una decisión que nos llevará más tiempo ya que tendrá que ser explorada y justificada. Empezaremos a cuestionar cuáles son las variables que influyen en un fenómeno o resultado y si existe alguna relación de dependencia. Aún con los datos, tenemos que explorar y analizar mejor.

Las empresas que establecen decisiones en base a analítica de datos toman decisiones más inteligentes para mejorar sus procesos y decisiones clave. Las organizaciones que quieran ser competitivas en el futuro deberán de tomar sus decisiones basadas en análisis de datos. La competencia ya lo hace.

 

Fernando Fuentevilla