Consejos para teletrabajar desde casa. Parte 2

4.- Sigue trabajando en equipo: Uno de los principales retos del teletrabajo consiste en ser capaz de mantener el contacto y la coordinación con el resto de tus compañeros. Para sobrevivir a los recursos limitados, el intercambio de información y de buenas prácticas será más que necesario. Para ello, apóyate en los canales de comunicación internos que utilizan normalmente o en los que haya habilitado tu empresa para la ocasión.

5.- No descuides las reuniones a distancia: Aunque los chats de mensajería interna son extremadamente útiles, es muy posible que sigas necesitando concertar reuniones con clientes o colaboradores. Si no estás familiarizado con las reuniones a distancia, lo primero que necesitarás tener en cuenta es el formato que vas a utilizar, según el objetivo del encuentro.

El primer formato es la conferencia web, en la que los participantes reciben un enlace para conectarse a la plataforma elegida y se suele compartir una presentación que seguir. En estos casos, la interacción es limitada y está más orientada a compartir información que a debatir. En cambio, la llamada grupal no requiere de equipos específicos o servidores externos y se puede organizar a través de plataformas gratuitas, este es un formato ideal para discutir sobre un proyecto de forma colaborativa. Alguna plataformas recomendadas para tus reuniones a distancia son: Skype, Zoom o Hangouts.

Sin embargo, no podemos olvidar que el éxito de este tipo de reuniones depende de muchos factores externos (conexión a internet, micrófono, auriculares, cámara web). Por ello pensar en un plan B puede ahorrarte más de un disgusto. Una llamada telefónica, un resumen escrito o una fecha alternativa de reunión suelen ser suficientes.

6.- No pierdas el contacto con tus compañeros: Para muchos, la soledad que conlleva el teletrabajo se ha convertido en una de las mayores desventajas de quedarse en casa. Después de varios días de cuarentena, hablar sobre temas puramente profesionales no es suficiente: también debes permitirte mantener charlas informales con tus compañeros de trabajo.

Para empezar, dedica unos minutos a preguntar a tus compañeros cómo están al principio o al final de una llamada o una reunión. En base al tipo de relación y confianza que haya entre ustedes, no dudes en proponerles pausas para un café o comer en grupo. Pueden utilizar una llamada de grupo en audio o vídeo y aprovechar para compartir experiencias o consejos durante estos días. Y si lo que echas de menos es verte con tus compañeros después del trabajo para tomar algo, otra opción es la de organizar un afterwork virtual.

7.- Recuerda que el trabajo no lo es todo: Con frecuencia, los trabajadores en remoto tienden a trabajar más horas de las que les corresponden o a asumir más tareas de las que tienen tiempo de realizar, pues sienten que necesitan demostrar que están siendo productivos aunque trabajen desde casa. Esta sobrecarga de trabajo puede aumentar los niveles de estrés, ansiedad y en casos extremos sufrir un trastorno que afecte a nivel emocional y psicológico.

Para superar el confinamiento con tu salud mental intacta, es fundamental mantener el contacto informal con tus compañeros de trabajo y tus seres queridos, así que sigue fomentando el contacto con tus amigos y familia. Y, sobre todo, aprovecha para dedicarte tiempo a ti mismo. Este puede ser el momento ideal para retomar alguna afición, aprender algo nuevo, o ponerte al día con tus lecturas o tu lista de series o películas pendientes.

Last modified: mayo 15, 2020

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *