psycología y makt

Las redes sociales han cambiado la forma de relacionarnos y comunicarnos, aunque todavía son un medio de comunicación nuevo y se siguen haciendo diversos estudios relacionados con psicología, comunicación y otras áreas afines.

Algunos de esos estudios y descubrimientos, pueden ser muy útiles para los negocios y la mercadotecnia.

A continuación, mencionaremos algunos aspectos psicológicos de las redes sociales, que se pueden aplicar a la mercadotecnia:

1.- Los posts que escribimos pero no publicamos

Todos lo hemos hecho: escribimos un texto para postearlo en Facebook o Twitter pero al final, dudamos y no lo hacemos. Dos investigadores hicieron un estudio en Facebook sobre auto-censura, en 17 días monitorearon la actividad de 3.9 millones de usuarios. El 71% escribieron mínimo un estatus o comentario  y después decidieron no postearlo. En promedio, cambiaron de parecer en 4.52 estatus y 3.2 comentarios. Los investigadores creen que la gente es más propensa a la auto-censura cuando sienten que su audiencia es difícil de definir. Las audiencias de Facebook tienden a ser diversas, lo cual hace difícil causar un impacto a todos. Los usuarios son menos propensos a la auto-censura cuando sus comentarios se hacen en el perfil de alguien más, ya que la audiencia es mas concreta. Todos queremos conocer a nuestra audiencia de manera más profunda, para poder comunicarnos mejor con ellos. Para entender mejor a nuestra audiencia, hay que tratar de desarrollar una personalidad o persona.

2.- Las emociones que se comparten online, suelen ser contagiosas

Investigadores de la Universidad de California en San Diego, usaron un software para examinar el contenido emocional de mil millones de posts de Facebook en un lapso de dos años, en particular en días lluviosos, cuando existe una mayor posibilidad de que haya posts negativos.

En las ciudades donde llovía y había posts negativos, la negatividad se contagiaba en otras ciudades donde no estaba lloviendo. Lo que la gente siente y dice en un lugar puede dispersarse a muchas otras ciudades del mundo en el mismo día. Lo que se descubrió también, es que los posts positivos se multiplican más que los negativos.

Eso significa que si uno escribe posts de carácter optimista y positivo, es más probable influir de manera positiva a los clientes o prospectos. Si existe alguna retroalimentación negativa, lo mejor es adoptar una actitud positiva para evitar que lo negativo se expanda por las redes sociales.

3.- La foto de profile causa una gran impresión en un segundo

Si la foto causa una gran impresión, el profile de las redes sociales es muy importante. Estudios psicológicos han descubierto que sacamos conclusiones sobre la gente basándonos en una foto en menos de un segundo (40 milisegundos para ser precisos).

Los investigadores utilizaron fotos tomadas con iluminación similar pero con diferentes expresiones faciales mínimas. Después le pidieron a personas por medio de una encuesta online, su opinión sobre las imágenes en cuestión de creatividad, extroversión, mayor o menos atracción física, inteligencia, confiabilidad y maldad. El estudio mostró que inclusive la más mínima variación facial, puede provocar cambios en la manera en que la imagen es percibida.

 Es importante cuidar bien la imagen que vayamos a subir en nuestros profiles de redes sociales y preguntar cual es la impresión que damos a varias personas.

psicología y mercadotecnia

4.- La mayoría comparte de manera selectiva, pero diferente en cada país

Casi 1/4 de usuarios de redes sociales en el mundo, el 24%, comparten todo o muchas cosas online, de acuerdo a una encuesta de Ipsos. Otro segmento del 19%, no comparte nada y el porcentaje de aquellos que se identifican como grandes compartidores, varían mucho en diferentes países.

Casi todos los países que postean mucho se encuentran en África, Asia y América Latina donde el porcentaje de gente en internet es más bajo. En Europa, sucede lo contrario: hay mayor porcentaje en internet y menos posts.

Hay que postear conforme a las normas de nuestra audiencia y a los datos demográficos de nuestra región.

5. Recibir retroalimentación social nos provoca una sensación de pertenencia más grande

La idea de comunidad en una red social es algo real. La Dr. Stephanie Tobin de la Escuela de Psicología de la Universidad de Queensland, encontró que la participación activa en redes sociales les da a los usuarios una mayor sensación de conectividad. En el estudio, los investigadores tomaron un grupo de Facebook que postea de manera frecuenta y les dijo a la mitad que se mantuvieran activos, mientras la otra mitad se les indicó que observaran a sus amigos que estaban activos todavía en el sitio.

Al final del estudio, los que no habían posteado en Facebook por dos días dijeron que la experiencia tuvo un efecto negativo en su estado de ánimo.

Los sitios como Facebook, le recuerdan a la gente sobre sus relaciones sociales y les permiten relacionarse con sus amigos y conocidos en cualquier momento. Otro estudio trató sobre un grupo de participantes que publicó en Facebook pero sin recibir ninguna retroalimentación de sus posts. Al final, aquellos que no recibieron respuesta, les afectó en su humor y autoestima.

Los usuarios de redes sociales, esperan retroalimentación de sus posts o fotos y respuestas. Es importante dedicar tiempo a promover nuestro contenido, uniéndonos a conversaciones relevantes en grupos o de manera individual, donde se le puede agregar valor, opiniones personales o algo de diversión.

6. Los sentimientos se comparten en redes sociales

Las emociones afectan la mercadotecnia de los negocios. El contenido que provoca fuertes sentimientos como coraje o euforia, son más propensos a ser compartidos en las redes sociales. ¿Por qué? un estudio muestra que las emociones fuertes activan nuestro sistema nervioso y nos acelera. Compartir puede calmarnos y liberarnos de ese estado.

El contenido que provoca sentimientos fuertes a la audiencia es más probable que sea compartido. Se puede impresionar a la audiencia con una historia que los cautive.

7. No podemos dejar de compartir, es la forma de conectarnos entre nosotros

Nos gusta hablar de nosotros mismos. Según investigadores de Harvard, no podemos evitarlo, nos provoca la misma sensación que el placer que experimenta nuestro cerebro con la comida o el dinero.

Según estudios la gente está dispuesta a dar dinero para poder hablar de ellos mismos. Eso es muy común en redes sociales, el 80% de los posts trata sobre lo que sentimos o nuestras experiencias.

Lo que nos hace hablar de nosotros mismos es muy fuerte. Con este conocimiento, los mercadólogos pueden trabajar en escuchar lo que la gente dice de si misma o de lo que siente.

Por Fernando Fuentevilla y Alejandro Rico.