12 consejos para realizar investigaciones cualitativas en línea. Parte 3

9.- Audiencias ampliadas: Las metodologías en línea permiten a los investigadores hablar con un público más amplio y especializado, como resultado podemos ajustar nuestro reclutamiento para asegurarnos de que nos estamos conectando con las personas adecuadas.

10.- Desarrollo de estímulos: uno de los principales desafíos con el uso de metodología en línea puede ser el desarrollo y uso de estímulos, especialmente cuando se trata de tener la seguridad de obtención de información veraz. Se deben desarrollar estímulos que no solo brinden las respuestas que se necesitan sino que también sean menos vulnerables a fugas de información como: no eliminar elementos específicos de la marca en evaluación, o de quien patrocina el trabajo, así como, fallas en las  presentaciones que no permitan a los usuarios capturar materiales.  Es impórtate recalcar que se debe contar con el apoyo de expertos que tengan experiencia en proporcionar análisis de estímulos que brinden información valiosa.

11.- Trabajo de campo internacional: El hecho de que hoy no podamos subir a un avión no significa que los investigadores estemos limitados y no podamos hablar con personas de todo el mundo. Se puede buscar socios que puedan brindar apoyo y moderación en el trabajo de campo en diferentes mercados y plataformas en línea que admitan traducción en vivo para hablantes no nativos.

12.- Acceso del cliente: a medida que trabajar desde casa se convierte en la nueva norma por el momento, las metodologías en línea proporcionan acceso extendido a los equipos de trabajo interesados. Se puede invitar a más personas que si se llevara a cabo de manera tradicional, esto permite darle seguimiento a la investigación en vivo y con posibilidad de tener discusiones al respecto en el momento. Es importante asegurarse de incluir capacitación y proporcionar tutoriales para que el equipo sepa cómo acceder a todas las herramientas disponibles.

A medida que todos nos adaptamos al entorno laboral actual, los consumidores seguirán teniendo opiniones valiosas que no se limitan a cómo viven sus vidas. Hay que subirnos a esta ola de cambios, aprovechar los alcances de este tipo de metodologías y cuidar no se pierda la capacidad que tiene la investigación cualitativa para facilitar conversaciones poderosas solo porque no todos podemos sentarnos juntos en la misma mesa.

 

Last modified: abril 21, 2020

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *