12 consejos para realizar investigaciones cualitativas en línea. Parte 1

En estos días de aislamiento y distanciamiento social podría parecer que la investigación cualitativa está fuera de nuestro alcance.

Si bien no es posible reunirnos en físico con otras personas para realizar una entrevista a profundidad, juntarnos en una mesa para un grupo focal o ingresar a los hogares a realizar una entrevista etnográfica. Podemos conectarnos con otras personas utilizando herramientas en línea y digitales que nos permitan obtener información cualitativa enriquecedora.

Debemos identificar lo que es importante para los consumidores en estos tiempos difíciles en base a la evolución de la situación de COVID-19, para lo cual, presentamos una serie de consejos para garantizar que los investigadores aún puedan proporcionar información valiosa dirigida por los consumidores.

1.- Pregunte, escuche y responda con empatía: Todos estamos pasando por momentos difíciles y es imposible tener una conversación con los consumidores sin reconocer eso. Es importante iniciar una conversación introductoria alrededor del tema del coronavirus, pidiendo a los consumidores sean conscientes de los posibles impactos en sus comportamientos en este momento y que traten de hablar lo más posible al respecto.

2.- Grupo de enfoque en línea: Como los grupos de enfoque físicos en este tiempo no son una opción, se debe trabajar haciendo grupos de enfoque en línea con la ayuda de cámara web/video. Estos deben ser grupos más pequeños (tres a cinco personas), debemos desarrollar e integrar dinámicas, ejercicios, más proyectivos y laterales, así como, revisar de manera previa nuestros materiales de trabajo y apoyo para limitar posibles interrupciones y/o fallas técnicas.

3.- IDI en línea: Uno de los principales beneficios de pasar a las metodologías en línea es el valor que se obtiene al hablar con los consumidores en sus propios hogares, permitiendo un movimiento dirigido hacia la IDI (investigación, desarrollo e innovación) en línea. La intimidad obtenida al realizar investigaciones en un ambiente más cómodo y natural, incluidas las pequeñas interrupciones como son los niños deambulando por el lugar, crea una situación en la que acceder a emociones más profundas y personales es mucho más fácil que en una sala de conferencia.

 


Continuaremos con más de este tema…

¿Comentarios…?

Last modified: abril 19, 2020

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *